Make your own free website on Tripod.com

BREVE RESEÑA HISTÓRICA

El Proceso de la Clínica Junín es parte del fenómeno Social de las Empresas y fábricas recuperadas por los Trabajadores como respuesta al grave problema de la desocupación consecuencia de la profunda crisis que afectaba al país agudizada a fines del 2001.


Posterior al desmanejo patronal con un progresivo deterioro de la fuente de trabajo por su vaciamiento y buscando una salida elegante a través de una venta fraudulenta en la que participan CORBIET SA Administradores del Hospital Italiano de Cba.) PRINORD SA (gerenciadora de Obras Sociales) y COPRIN SA (integrante de la Red Violeta de IPAM). Además de PREDIXER SA (también médicos del Hospital Italiano) que ''compra el inmueble'' intentan cerrar la clínica y dejarnos en la calle burlando una deuda de 11 meses de sueldos lo cual motivó nuestra resistencia la cual derivó en su huída y abandono del inmueble.
Ante esto nos quedarmos custodiándolo para evitar su cierre. Esto fue el 23 de mayo de 2002.

Transcurridos los días y sin respuestas desde la Secretaría de Trabajo de la Provincia, ni nadie que reclame el inmueble ni reactive nuestra fuente de trabajo, decidimos poner nuevamente en funcionamiento la clínica bajo nuestra gestión. Nació así el proceso de autogestión el día 13 de junio de 2002.

Para dar un marco legal al funcionamiento nos constituímos en cooperativa. (Septiembre del 2002).

Paralelamente y como continuidad de nuestra lucha establecimos una estrategia jurídica consistente en demanadas laborales por haberes caídos, el embargo del inmueble y una Denuncia Penal por Administración Fraudulenta contra la patronal vaciadora en la que se solicita una medida cautelar que haga cesar los efectos del delito dándonos el inmueble bajo nuestra custodia para dar continuidad al funcionamiento de la Clínica a través de nuestra cooperativa. Lo cual tiene resolución favorable por parte del Fiscal Rubén Caro (8 de marzo del 2004) aceptada en primera instancia por el juez de Control Carlos Alberto Salazar (26 de marzo de 2004) y luego revocada por él mismo sin nuevos elementos que lo justifiquen (6 de abril de 2004) Esto hoy está en mano de la Cámara de Apelaciones, la cual dictaminará en breve.

Conjuntamente con esta pelea judicial estamos dando la pelea política ya que tiene estado parlamentario desde diciembre del 2002 nuestro proyecto de Ley de Expropiación en la Legislatura Provincial.

Todo esto no impidió que mientras tanto mantengamos la clínica con un funcionamiento ininterrumpido, un crecimiento considerable de los servicios que allí brindamos y la asistencia a más de 1500 pacientes mensuales (lo que marca lo esencial de nuestro servicio).